Niñas líderes en Honduras crean un cambio poderoso

Rise Up Girl Leaders frente al ayuntamiento de El Progreso, Honduras, sostienen la versión final de la política municipal de educación sexual integral y una de sus guías metodológicas, “Cuidando mi salud y mi vida”. Foto: OYE

By Emérita Valdez, Rise Up Honduras Representante de país 

Las líderes de Rise Up Girl en Honduras están celebrando sus notables logros en el avance de la atención de la salud sexual y reproductiva, el acceso a la educación y la prevención del acoso sexual y la violencia en sus comunidades. 

“Las jóvenes y adolescentes tenemos una gran capacidad para fortalecer el tejido social y crear un presente y un futuro sostenible”, dijo Iliany, una Niña Líder. “El impacto de la pandemia en curso nos está transformando y todavía no hay claridad sobre cómo serán nuestras vidas en un mundo después del COVID-19. Lo único cierto es que ya nada será igual”.

Líder adolescente Kemberly abogando por la ordenanza en la plaza central de La Ceiba, Honduras. Foto: Paz y Justicia

Veinte niñas hondureñas de entre 11 y 18 años y diez aliadas adultas de organizaciones socias locales formaron parte de la primera cohorte de la Iniciativa de Voces de Niñas de Rise Up en Comayagua, Honduras, que incluyó una capacitación de una semana sobre liderazgo y defensa.

A pesar de los importantes desafíos presentados por la pandemia de COVID-19 en Honduras, Se implementaron siete proyectos liderados por Girl Leaders con el apoyo de organizaciones locales. Con el financiamiento de Rise Up, las Girl Leaders lograron sus objetivos claros de llegar a los tomadores de decisiones y promulgar cambios políticos que los beneficien a ellos y a otras niñas y adolescentes hondureñas.

Las Girl Leaders confiaron en la creatividad, las estrategias digitales y el soporte técnico de Rise Up para que sus voces se escucharan alto y claro entre los tomadores de decisiones. 

El impacto de los esfuerzos de Girl Leaders es increíble: en 2021, se mejoró la vida de más de 223,000 niñas y adolescentes en diferentes municipios a través de comunidades más seguras, educación sexual integral y mayor acceso a la educación a través de apoyo financiero.  

  • La educación sexual integral ya es una realidad a través de una política pública en el municipio de El Progreso, Yoro y un programa de educación en salud sexual reproductiva en Jutiapa Atlántida. 

  • En el municipio de La Ceiba se prohibirá, prevendrá y sancionará el acoso sexual callejero a través de una nueva ordenanza y se abordará la violencia psicológica, física y sexual en las escuelas a través de una nueva política pública de prevención. 

  • La falta de acceso a la educación escolar mejorará con la aprobación de programas de becas en los presupuestos de los municipios de Olanchito y La Ceiba. 

Estos logros no solo tienen impacto en estos municipios, sino que también están ganando atención a nivel nacional, dejando en claro que la inversión en niñas y adolescentes es desarrollo sostenible para Honduras. 

Celebramos estos logros y reconocemos el esfuerzo y compromiso de las organizaciones ejecutoras, que luchan por la defensa de los derechos de las niñas y adolescentes, entre ellas: Proyecto Paz y Justicia, UN MUNDO, SILOÉ, UDIMUF, OYE y ALFALIT de Honduras. 

Al final de la implementación de estos proyectos aprendimos que, en medio del caos, surge la magia: estas niñas y adolescentes nos recuerdan que es posible generar un cambio poderoso, sin importar cuán desafiantes sean las circunstancias. 

Las líderes adolescentes Karen y Loany y su tutor hablaron sobre la importancia de la educación para las niñas en una entrevista con los medios locales. Foto: ALFALIT

Leer más sobre Niñas Líderes en Honduras aquí